Incubación previa al almacenamiento: ¿una cuestión de rutina?

Etiquetas: Manipulación de huevos | Documentación técnica

Escrito por Gerd de Lange, 9 noviembre 2014

Incubación previa al almacenamiento: ¿una cuestión de rutina?

El cuidado de los huevos para incubar durante el almacenamiento, en la granja, durante el transporte o en la planta de incubación, es un aspecto sumamente importante de la gestión de las plantas de incubación, que tiene por objetivo preservar la vitalidad del embrión.

Con una temperatura y humedad relativa óptimas, los huevos para incubar generalmente pueden almacenarse durante una semana, sin que por ello se vean reducidas la incubabilidad o la calidad de los pollos. Se sabe que los huevos sometidos a periodos de almacenamiento más largos se benefician de temperaturas de almacenamiento más bajas (12-14 °C) (Fasenko, 2007; experiencia personal). 

La incubación previa al almacenamiento, es decir, la incubación de los huevos para incubar antes de su introducción en la sala de almacenamiento, es un nuevo enfoque para la gestión del almacenamiento, desarrollado con el objetivo de fomentar el desarrollo del embrión hasta la etapa de hipoblasto, o lo que es lo mismo, la etapa del desarrollo embrionario en la que los embriones muestran un mayor índice de supervivencia en el almacenamiento.

De acuerdo con Fasenko (2007), los huevos para incubar de pollos de engorde alcanzan la etapa de hipoblasto después de someterse a seis horas de incubación previa al almacenamiento y, por su parte, los embriones de pavo, al someterse a 12 horas de incubación previa al almacenamiento.

Las plantas de incubación de gallinas ponedoras han observado un mayor rendimiento de sus procesos, obteniendo un 3-7 % más de hembras después de someter los huevos a 3-6 horas de incubación previa al almacenamiento, cuando los huevos se almacenan durante más de 11 días (Lohmann Tierzucht, Guía de gestión).

En el sector de los pollos de engorde, los resultados positivos de la incubación previa al almacenamiento muestran, al menos, un 1 % de aumento en la incubabilidad esperada, cuando los huevos se someten a 3-6 horas de incubación previa al almacenamiento, en el momento de su llegada a la planta de incubación (Fasenko et al., 2001; Fasenko, 2007). 

Los huevos que se van a almacenar durante más de siete días después de la producción son los que más se benefician de la incubación previa al almacenamiento.

Sin embargo, todavía son muchas las preguntas que giran en torno a la adopción de esta nueva técnica de incubación previa al almacenamiento en la práctica de gestión rutinaria, sobre todo en lo que concierne al momento y duración de la misma.

Consideraciones a tener en cuenta en lo que respecta a la práctica de la incubación previa al almacenamiento

La incubación previa al almacenamiento solo es beneficiosa si los embriones se encuentran en una etapa de desarrollo muy temprana. Por ejemplo: si la temperatura del nido es demasiado elevada y los huevos permanecen demasiado tiempo en el nido, los embriones pueden desarrollarse más allá de la etapa resistente al almacenamiento y, en consecuencia, someterlos a un proceso de incubación previo al almacenamiento aumentará la incidencia de mortalidad embrionaria temprana.

La realización de experimentos a pequeña escala le ayudará a identificar el momento y duración de la incubación previa al almacenamiento óptimos para su planta de incubación y tipos de huevo específicos (más información a continuación). Con el fin de evaluar los resultados en su planta de incubación siga estas directrices:

  • Coloque los huevos que se van a someter al proceso de incubación previo al almacenamiento en las bandejas de incubación, dentro de los carros de incubación, con el fin de garantizar una temperatura uniforme de los huevos durante la incubación.
  • No incube los huevos en bandejas de papel o en cajas. Si lo hace, las temperaturas de los huevos/embriones serán más heterogéneas, conllevando unos mayores niveles de mortalidad temprana.
  • Desinfecte los huevos siempre que la incubación previa al almacenamiento se vaya a realizar en una ponedora dentro de la sala de ponedoras («área limpia»). Lo ideal es utilizar una incubadora específica, ubicada cerca de la sala de almacenamiento de huevos
  • El proceso de incubación previo al almacenamiento se puede llevar a cabo en el momento en que los huevos llegan a la planta de incubación, 3 o 4 días después de su producción, y se espera que vayan a pasar más de 4 días de almacenamiento adicional en la planta de incubación.

Directrices

A efectos de evaluar las ventajas en materia de rendimiento y de establecer protocolos de incubación previos al almacenamiento en la planta de incubación:

1. Seleccione los huevos:por tipo de huevo, tres carros para la incubación previa al almacenamiento y un carro (del mismo lote) para el control.

2. Desinfecte los huevos: si estos se van a incubar en una ponedora de las que se utilizan en los procedimientos rutinarios de la planta.

3. Incubación previa al almacenamiento: coloque el(los) carro(s) con los huevos (desinfectados) en una ponedora, a la temperatura de incubación. Incube los huevos durante 3, 6 y 9 horas. Los huevos de control se han de mantener a la temperatura de almacenamiento.

4. Vuelva a introducir los huevos sometidos a un periodo de incubación previo al almacenamiento en la sala de almacenamiento (con los huevos de control) durante, al menos, siete días antes de comenzar el ciclo de incubación normal

5. Proceda a la incubación normal de los huevos que se han sometido a un proceso de incubación previo al almacenamiento, así como de los huevos de control.

6. Evaluación: compare la incubabilidad de los huevos que se han sometido a la incubación previa al almacenamiento con la de los huevos de control

7. Repita este experimento con huevos de, al menos, tres camadas diferentes.

 

8. Evalúe todos los resultados. En caso de que sean positivos, implemente la incubación previa al almacenamiento a modo de procedimiento rutinario en su planta de incubación



Escrito por Gerd de Lange

Especialista sénior en aves de corral

Le agradezco sus comentarios sobre el artículo. Si desea obtener más información, no dude en ponerse en contacto conmigo.